lunes, 15 de diciembre de 2014

Esbozando el modelo de Kegan


Como vamos a revisar el modelo de Robert Kegan, y tenemos poco tiempo, quería dejaros este vídeo que resume y simplifica su teoría, al menos la que publicó en su libro "Desbordados" en 1994.

Imagino que lo podremos discutir el último día, si tenemos tiempo.

He subtitulado el vídeo para que lo podáis seguir bien. No obstante quería avisar de un par de cosas. No me gusta la conexión que hace el autor entre la edad y los órdenes de conciencia. No es algo tan lineal en absoluto. Sobre todo a partir del tercer orden de conciencia. La mayoría de los adolescentes probablemente se encontrarán entre el segundo y el tercer orden de conciencia. Y la mayoría de los adultos se encuentran (teniendo las investigaciones del propio Kegan) entre el tercer y el cuarto orden. Muchos no llegan al cuarto orden, y ya ni hablar de ese quinto orden. No creo que sea necesario llegar a la vejez para estar en un quinto orden. La clave, una vez más, no es la edad, sino de qué manera nuestras experiencias vividas a lo largo de la vida, nos transforma, gracias a nuestra elaboración personal de las mismas. Igualmente es importante tener en cuenta que como ya hemos visto, la influencia del contexto va a ser fundamental, bien porque facilite nuestra manera de comportarnos y dar sentido a nuestras experiencias, o porque lo limite o dificulte. No siempre las condiciones en las que actuamos son ideales.

Otra limitación del vídeo son las definiciones de SUJETO  y OBJETO que usa. Usamos este concepto de "sujeto" para referirnos a la posición mental desde la que construimos un sentido determinado a una experiencia. No se refiere a una persona, como cuando decimos el sujeto de la acción. Sino que es una estructura inconsciente desde la que damos sentido al mundo. Es inconsciente por definición, porque si fuera consciente entonces sería un ejemplo de OBJETO. El objeto es todo aquello a lo que podemos atender, lo que es objeto de nuestra atención, de nuestro conocimiento. Lo que es objeto lo puedo manipular, procesar, observar, analizar, etc....

El modelo de Kegan justamente se desarrolla con una compleja relación dialéctica entre las estructuras que actúan como sujeto y las que actúan como objeto, de manera que lo que en un estadio es una estructura a la que estamos sujetos, en el siguiente estadio se convierte en objeto, porque atendemos y construimos un sentido a nuestra experiencia, al hacerlo desde una nueva perspectiva (nuevo sujeto).

Si en la niñez estoy sujeto por mis necesidades, gustos y preferencias personales (actúo desde ahí pero sin ser consciente de ellas) pudiendo organizar mis percepciones sensoriales, pudiendo estabilizar la experiencia sensorial,cognitiva y moral que tengo del mundo (desarrollando lo que Kegan denomina categorías duraderas, desarrollando lo que Piaget denominaba operaciones concretas, y Kohlberg denominaba estadio preconvencional o moral instrumental que controla una moral guiada por las consecuencias de las acciones), en la adolescencia podré organizar dichas necesidades, gustos y preferencias personales, subordinándolas a una nueva estructura que aparece y a la que estoy sujeto: las relaciones con los demás, el conocer y respetar lo que los demás piensan acerca de mi y yo pienso acerca de los demás, base del pensamiento abstracto y de una moral convencional.

Bueno, mucho rollo, pero espero que tras ver el vídeo esto se entienda mejor. Donde queda bien expresado es en los dibujos. Bueno, espero que os guste. Ah... y si queréis leer más sobre el modelo de Kegan podéis leerlas siguientes transparencias.



Alejandro Iborra.

Nube de palabras

Durante estas últimas sesiones hemos trabajado en clase el concepto de apego y para llegar a conocer el significado verdadero de apego hemos tenido que realizar una gran cantidad de pasos.

Para comenzar con este tema se nos realizo una serie de preguntas sobre con quien iríamos al medico que con quien nos iríamos de vacaciones y cosas así, no entendíamos el porqué de estas preguntas y posteriormente nos dimos cuenta que estaban relacionadas con el apego.

En clase pudimos observar una serie de videos que nos explicaban con bastante claridad el significado de apego.
Destaca el video del mono en el que podemos observar que este animal siente apego o cariño por aquel objeto que representaba su figura materna debido a factores como puede ser la seguridad.

Posteriormente pudimos observar en clase en formato vídeo que existen diferentes tipos de apego ya que estos videos trataban sobre experimentos con niños reales

Diferentes tipos de apego:
Seguro: Es aquel que encuentra refugio en la madre y se sentía totalmente relajado con ella
Inseguro: En este tipo de apego pudimos observar la intranquilidad y el nerviosismo del niño debido a la ausencia de su figura materna en ocasiones
Este mismo apego a su vez se subdivide en: Evitativo, ambivalente e inseguro-desorganizado.

Después de conocer el concepto de apego y sus diferentes tipos Gloria repartió un cuestionario con preguntas bastante sencillas del que obtenemos  a que tipo de apego pertenecemos.
Finalizado el test Gloria propuso una actividad en grupos dependiendo de nuestro apego en la que tuvimos que compartir nuestras opiniones y nuestros puntos de vista.

Para finalizar con el tema del apego Gloria proyecto una serie de imágenes , tuvimos que realizar una reflexión individual de lo que nos sugerían y posteriormente fueron entregadas a la profesora
Hemos dibujado una nube de palabras entre todo el grupo resaltando el apego como lo principal, por esa razón se encuentra en medio y formando un triangulo a modo de "play" ya que para nosotros lo primero que recordamos sobre este tema fue los vídeos de los experimentos entre madres e hijos  gracias a este vídeo descubrimos los distintos tipos de apegos a partir de aquí a comenzado nuestro dibujo y por tanto nuestra reflexión.

Las palabras que se encuentran fuera del triangulo son palabras vinculadas al apego y relacionadas con el estudio del apego que hemos realizado en las clases. Queremos destacar por ejemplo las relacionadas con el test que nosotros mismo hicimos (percentil, preguntas, confianza en sí mismo...) ya que al ser nosotros mismos los protagonistas de las cuestiones y trabajar en base a nuestros propios resultados nos ha parecido una forma muy buena de conocer los tipos de apegos.




Javier  González Herranz
Ana López Ruiz
David Barbas
Lucía Ferrero Lauder

viernes, 12 de diciembre de 2014

Si no lo veo, no lo creo


Hola a todos y todas.

Esta mañana he visto un vídeo gracioso y curioso que me apetecía publicar por aquí porque creo que está muy relacionado con lo que hemos visto en la asignatura de Psicología a lo largo del curso. Quizá no tanto con el apego, ni con los turning points pero sí con el desarrollo y sus etapas.

El vídeo me hizo plantearme lo fascinante que debe ser lo que te rodea teniendo unos meses de vida, cuando no conoces casi nada y todo te llama la atención. Cada cosa que miras o tocas es algo nuevo y cada cosa que tocas tiene una textura diferente. Así que imaginaos lo que este bebé debió experimentar y sentir cuando tenía a sus dos lados unas bebés gemelas, vestidas igual y con la misma floritura en la cabeza pero una llorando y otra tan tranquilito. Quizá, dentro de sus capacidades como bebé estaba intentando buscar una "explicación lógica" ante tal situación incoherente.


La expresión y los gestos del bebé de no entender nada, me traslada directamente a la teoría de la permanencia del objeto de los niños ("si algo no está, no existe").
Estos bebés tienen la tarea evolutiva propias de un bebé: mirar, observar, explorar (pertenecientes a la etapa sensomotriz según Piaget).

También relaciono esta situación con el principio ortogenético. Como sabemos, existe una jerarquización del desarrollo en el que todo parte de algo muy básico. Quizá esa expresión de lo más básico es esta tarea evolutiva (observar, mirar, explorar) característica de los bebés; que además es irreversible puesto que no puedes "desaprender" lo que en ese momento experimentas. Como decía Valsiner, el desarrollo es la construcción de nuevas formas, implica transformación de la forma y es irreversible porque hay ciertas cosas que no se pueden “desaprender”.

("el desarrollo como construcción de nuevas formas" es la transformación constructiva de la forma en tiempo irreversible a través del proceso de intercambio entre organismo y ambiente), Valsiner
 Y no solo relaciono este período de experimentación de los bebés con la teoría y la información que hemos asimilado a lo largo del curso, sino que también conecta con lo que hacemos todos los días en psicología. Me explico; aunque tengamos 19 o 30 años, seguimos experimentando. Seguimos preguntándonos el porqué ocurren las cosas y también obtenemos mucha información mediante nuestros sentidos: tocamos saboreamos, olemos... quizá a otro nivel distinto, pues tenemos más experiencias vividas, tenemos expectativas, recuerdos... pero la reflexión que hago es que no podemos pensar que el desarrollo y las características de cada etapa se puedan agrupar, hacer un cuadro o una lista, y estudiarlas al pie de la letra, porque esas características propias de una etapa se pueden repetir en la última etapa también, ¿o acaso -sin ir más lejos- no exploramos en la propia asignatura de psicología?


Espero que os haya gustado el vídeo. Un abrazo :)

Marta Campillo Marín, grupo A1

viernes, 5 de diciembre de 2014

Representaciones

Acabo de ver el video de Pablo Neruda sugerido por Gloria y he de decir que ha tocado muchas de mis fibras sensibles porque he recordado algunas afirmaciones o preguntas que a veces me hacen mis alumnos (sobre todo los más pequeños) como: "podría haber un caballo que tuviera cuernos de reno", "¡mira!, en ese cuadro de la luna han pintado en su ojo a mi perra Tara" (la perra de esta niña falleció apenas hace un mes), etc.
Además me ha recordado que yo también escribí un libro de preguntas, poesías y reflexiones personales. Me ha costado encontrarlo pero aquí lo tengo, entre mis manos, qué recuerdos....... Pondré algunas de mis preguntas:
  • ¿Por qué se ponen palitos de madera dentro de las bolsas de pipas? ¿Te imaginas a trabajadores que se dediquen solo a meter palitos dentro de las bolsas de pipas? A esto añadí el siguiente comentario: "qué gracioso. Es todo un misterio. Qué de cosas inexplicables hay en esta vida".
  • La siguiente conversación la anoté de una sucedida en una clase hace muchos años: pregunta: "¿Gasto energético en coger un ascensor?". Respuesta del alumno: "apretar el botón".
  • A continuación una poesía con una pregunta (datará del año 2005, por lo menos). No son buenas poesías y me dan un poco de vergüenza mostrarlas pero representan mis reflexiones vitales.
Pétalos que caen de las rosas,
hojas que caen de los árboles,
gotas que caen del cielo.
 
Pétalos, hojas, gotas,
que se van esfumando 
segundo a segundo,
minuto a minuto,
como el fuego muere sin aire
y el amor sin un corazón.
 
¿Quién será el pájaro que,
volando libre con sus alas,
salvará a pétalos, hojas y gotas?

  • Otra de mis antiquísimas poesías:
Camino,
y entre la nada me pierdo;
las pisadas atrás dejadas se borran
y a la memoria dejan olvidadas.

Estas reflexiones no dejan de ser sino representaciones de mis pensamientos así como los niños en fase pre-operacional pueden representar sus preguntas o saberes a través de sus dibujos. Aunque podemos distinguir claras diferencias entre este tipo de representaciones, más abstractas, y las que pueda realizar un sujeto en una fase cognitiva anterior como el ejemplo que se muestra a continuación.

El otro día trabajé con mis alumnos de 3 años una canción titulada "paseo en trineo" de L. Mozart. Esta canción pretende describir un paseo en trineo y es por ello que se suele tocar con ayuda de cascabeles y onomatopeyas de renos.
Tras representar mediante mímica e instrumentos musicales nuestro paseo en trineo pedí a mis pequeños artistas que dibujaran su paseo en trineo y estos fueron los resultados.






















Así pues, podemos observar cómo los niños son capaces de representar a través del dibujo sus concepciones sobre una idea.

Un saludo para toda la clase y sus profesores!

jueves, 4 de diciembre de 2014

Vamos a reflexionar un poco...

He decidido dedicar los casi trece minutos que dura a ver el vídeo que nos ha recomendado Gloria por la plataforma, y la verdad es que es interesante. Lo primero que me ha llamado la atención y que ha conseguido que quiera verlo hasta el final ha sido que cuenta la historia de Pablo Neruda de una forma muy interesante porque yo sabía cosas de él, pero desconocía que se había cambiado su nombre y que su padre se había opuesto a él para que fuese poeta. Me parece interesante pensar en lo siguiente '¿qué habría pensado el padre de Pablo Neruda al ver que su hijo fue tan buen poeta (pese a la oposición que tuvo por parte de su padre) que ganó el Premio Nobel de Literatura?'
Además de la vida de Pablo Neruda hay preguntas realizadas por niños. Entre las preguntas de Pablo Neruda, sinceramente, encontré algunas que me parecieron un poco absurdas (demasiado extrañas), pero también había preguntas muy interesantes y que si las piensas puedes estar muchísimo tiempo dándole vueltas sin hallar realmente ninguna buena respuesta. Yo creo que esas preguntas las hacía en momentos de soledad cuando se ponía a explorar el mundo, como hacen los bebés al nacer (que lo exploran todo al detalle para poder aprender). Creo que la curiosidad es lo que hace que nos desarrollemos y eso contribuye a que las sociedades se desarrollen y todos nos veamos beneficiados (aunque unos más que otros).
Pero las preguntas que me han gustado más han sido las de los niños, porque he podido ver que igual que para alguna tenía clara las respuesta, para otras creo que no sabría por dónde comenzar a buscar la respuesta, como la de "¿cómo pueden medirse los sueños?".
La pregunta de "¿por qué decimos mentiras?" me ha hecho recordar la clase práctica de filosofía que hemos tenido hoy, porque hemos debatiendo sobre eso. Hemos podido ver que en algunos casos se ve la mentira como la solución a los problemas o como modo de evitarlos, por ejemplo: tú amigo tiene problemas con otros chicos y esos chicos vienen a preguntarte que dónde está tu amigo, y tú lo sabes pero para evitar problemas o para evadirte de ellos mientes y dices que no lo sabes. Tampoco quiero darle muchas más vueltas a esto, porque creo que ya lo hemos tratado bastante hoy y tampoco quiero extenderme mucho más.
Una de las preguntas que más me ha gustado y que yo también me hacía hasta hace más bien poco es la de "¿por qué los grandes quieren ser chicos de nuevo?". Parece irónico que cuando somos pequeños queremos crecer y que cuando llega un punto de la edad adulta se quiere volver a la niñez (aunque no en todos los casos). Yo creo que hay que saber aprovechar y vivir cada edad, es decir, disfrutar de las cosas en cada momento y no estar esperando el futuro o pensando en el pasado, porque sino te pierdes el presente y es lo más valioso que tenemos.
He podido observar también que estos niños se encontraban en el estadio pre-operacional que definió Piaget porque trataban temas mágicos en muchas preguntas (sirenas, unicornios, etc.), además se podía ver claramente su tendencia egocéntrica (al hablar de los hermanos pequeños, de que "los grades" no les entienden, etc.), es interesante ver como se expresan a través de los dibujos, porque se puede observar como los niños son capaces de representar objetos que no tienen enfrente de ellos (los niños más pequeños lo hacen pero les cuesta más y muchas veces solo ellos entienden sus dibujos). Y otro dato relevante es que es una etapa en la que los niños lo quieren saber todo y se hacen preguntas de todo tipo (que muchas veces dejan reflexionando hasta "al más sabio").
Y esto es todo por hoy, son las reflexiones que yo he podido hacer a partir de este vídeo, y creo que cada uno sacará conclusiones distintas y el poder compararlas nos enriquecerá a todos.
Un saludo, Elvira.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Escena de Seinfeld llevada a psicologia del desarollo

En  esta entrada hablaremos sobre la relación que hemos encontrado entre un fragmento que Gloria nos ha puesto en clase sobre una serie estadounidense y con que lo relacionamos hasta lo que llevamos visto en psicología del desarrollo
La escena comienza con un feedback negativo de George ( el protagonista de la serie ) ya que piensa que siendo como es no va a conseguir nada de lo que quiere. En lugar de lamentarse, decide cambiar, explorando otra forma de vida. Como resultado de esto, los cambios que se dan en George son positivos, confirmando así un feedback negativo.
Por otra parte es importante hablar del cambio y como sucede este. Vemos un tránsito al hablar del pasado de George y sus experiencias negativas las cuales le hacen tomar la decisión de cambiar su actitud para que su futuro cambie. La transferencia se puede observar claramente en el momento que pide un desayuno totalmente contrario a lo que habitualmente pide. En ese instante, una chica rubia, Victoria, le mira a George y sus amigos se lo dicen y le incitan a que vayan a hablarle. Debido a sus propias experiencias dice que no va a hablarle, ya que no va a conseguir nada. Sus amigos le acaban convenciendo diciéndole que si quiere que ocurra lo opuesto a lo que siempre le ha ocurrido, que haga lo contrario ( como hizo anteriormente con su desayuno).
Finalmente, se decide a ir, y sus expectativas no acaban cumpliendose ya que consigue que la chica le hable y se interese por él, siendo esto la transformación.
Los amigos son un importante papel en esta situación, ya que George siente un apego especial por ellos y estos le transmiten una situación de bienestar físico y psicológico.
Lo que estamos viendo es una clara situación de desarrollo.
A continuación les dejamos el enlace del video ( en íngles, para poneros a prueba ;P)

Mónica Gutierrez Gamboa.
Miguel Angel García Hernández.
Mario García Fernández.
a2


martes, 2 de diciembre de 2014

Revolucionemos las aulas

Desde que comencé a estudiar y desde que era consciente de lo que estaba haciendo, nunca entendí el hecho de tener que memorizar veinte hojas para un examen y que aquel que sacara un diez sería calificado más inteligente que el resto.

Nunca llegué a entender por qué los profesores requerían dichos conocimientos memorizados de "pe a pa" para poder pasar de curso puesto que al año siguiente se me volverían a olvidar.

Nunca lo llegué a entender quizá porque no era de las que mejor nota sacaban e incluso me tenía que partir la cabeza para llegar a un aprobado. Tampoco comprendía que por más que me esforzara, no conseguía más que un seis mientras mis compañeros con sólo un vistazo al tema el día anterior conseguían un nueve sin apuros y eran alabados por los mismos profesores.

Sin embargo, ahora me voy dando cuenta, abriendo de par en par las cortinas que impedían que visualizara la respuesta a la que quería llegar, de que algo no va bien el el sistema educativo.

Actualmente, el sistema educativo español, a través de una prueba de memorización, califica a los alumnos según el resultado de la misma, pero ¿es este un sistema adecuado de calificación? Por un lado, es importantísima la presencia del concepto de memorización en un estudiante, es decir, no se puede prescindir de ella, sin embargo, creo que no se utiliza de la manera adecuada. Podemos decir que si simplemente nos dedicamos a absorber contenido sin saber aplicarlo al mundo real nos será de poco provecho. De este modo-como estudiante-, ¿para qué memorizamos tanto? Esto es debido a que, como he dicho anteriormente, la exigencia de la enseñanza se basa en la examinación de conceptos plasmándolos en un papel, lo cual hace que no lleguemos a ir más allá que de lo que se nos pide.

Dicho esto, una buena solución es analizar y llevar a la práctica el contenido a estudiar, de tal forma que se dará a cabo la memorización y, una vez transcurrido esto, (ya que se supone que sabiendo el contenido se alcanza el objetivo: comprensión), la práctica se realizará en forma de examen cuyas preguntas expresarán problemas de la vida real en los que sea necesario utilizar un razonamiento lógico a partir de lo estudiado debido a que las respuestas a estas cuestiones no estarán en los libros, haciendo que el alumno relacione conceptos. De este modo, podremos analizar y calificar de forma justa quién ha comprendido el tema o quién sencillamente ha memorizado un par de hojas sin entender nada.

He llegado a esta conclusión y dando un aprobado a mi "teoría" cuando en la última sesión de psicología estuvimos hablando sobre las clases prácticas. Podemos observar, gracias a un vídeo que nos proporcionó la profesora, cómo los alumnos aprenden un contenido a través de la experiencia propia. Y qué mejor forma de aprender que haciéndolo tu solo.

En dos clases de distintas edades podemos observar cómo los estudiantes aprenden y asimilan el concepto de gravedad sin proporcionar teoría. Está claro que los alumnos de 3º de la ESO tengan mayor nivel que los de primaria y se les requieran más criterios, pero lo que tenemos en cuenta es la forma de impartir la clase, tomando la teoría de forma indirecta y dando protagonismo a la práctica. Con esto conseguimos que los estudiantes interioricen lo que han hecho y retengan con mucha más facilidad los contenidos. A su vez, consiguen reflexionar el por qué se ha estudiado aquello y para qué.

Considero que el término de "memorización" juega un papel muy importante en la docencia y me parecía curioso y adecuado compartir mi punto de vista. 

Marina Grasso Caubet

sábado, 29 de noviembre de 2014

Descubriendo el apego.



Analizamos lo que hemos estado viendo en sesiones anteriores. Preguntas a las que no encontrábamos sentido en la asignatura, como por ejemplo “¿Con quién irías al médico? En la siguiente sesión le encontramos sentido, pues en función de tus respuestas, podías ver tu figura de apego. Descubrimos el concepto de apego. Una vez descubierto, teníamos que profundizar en el.
Una serie de videos expuestos, nos sirvieron para ver de manera muy clara que era esto del apego y cómo funcionaba en los más “peques”. Estos videos de apego (el “el monito” con la madre de felpa) nos enseñaron que la figura  no se genera de una necesidad biológica como el comer, sino del calor y el cariño que nos aporta esa figura.

Para llevar el concepto a la práctica, vimos en clase unos videos sobre experimentos con niños reales. Estos videos fueron muy “aclaratorios” y además nos arrojaron una primera clasificación del apego. Por un lado, el apego seguro, aquel en el que el niño encontraba todo refugio en su madre y se sentía completamente tranquilo con ella; por otro lado, el apego inseguro, en el cual el niño no encontraba a su madre siempre que la necesitaba, esta no era constante. Según las reacciones de los niños el apego inseguro se puede clasificar en tres tipos diferentes como inseguro-evita TiVo, inseguro-ambivalente e inseguro-desorganizado.

Una vez que ya sabemos cómo funciona el apego en los niños, en otra sesión, nos encontramos ante un test para nosotros. Lo primero que se nos vino a la cabeza “ya quiere experimentar con nosotros”. El test consistía en unas sencillas preguntas que una vez respondidas nos podrían decir que tipo de apego tenemos cada uno de forma individual. Lógicamente, salieron varios grupos coincidentes. Estos se agruparon, y pudimos ver que teníamos en común y que no.

En otra sesión, nos encontramos directamente con unas imágenes proyectadas. Eran como “fotogramas” de películas. Imágenes fuera de contexto alguno. ¿Pudimos decir algo sobre ellas? ¿Pudimos identificar el tipo de apego que había entre las personas que aparecían en la imagen? Todo depende. Cada persona ve la realidad de forma diferente, esto implica que de una misma situación o en este caso fotografía cada persona pude dar una interpretación distinta, y esto fue lo que paso en clase. Cada uno veis una cosa diferente.

Una vez que sabemos esto, nos podemos preguntar ¿de qué me sirve a mí esto? Nosotros, como maestros, debemos saber el patrón de relaciones que siguen “nuestros niños” así como también es importante que sepamos el modelo que seguimos nosotros. ¿Y para qué? Este es un concepto fundamental para saber guiar al niño en su desarrollo y en las dificultades que le surjan durante este camino, su desarrollo pleno.

Miguel Ángel García Hernández
Marisol González Fernández
Nerea Cebrián Muñoz
Jonatán Daza Torralbo


jueves, 27 de noviembre de 2014

Funambulista sin red

¿Por qué prefiero ir al médico contigo? ¿Por qué no te contaría el mayor de mis secretos? ¿Por  qué te elegiría para hacer un crucero? Y sobre todo ¿Por qué no sé si lo que quiero en realidad es no quererte?

Son preguntas que en un principio pueden parecer un tanto extrañas, incluso que no tienen relación la una con la otra. Al menos eso era lo que nosotros pensábamos al postrarnos frente a una especie de cuestionario que nuestra profesora Gloria nos hizo contestar. Pronto empezaron a salir teoría sobre lo acontecido. Una de ellas hablaba de las distintas compañías que uno desearía tener bajo distintas circunstancias. Otras por el contrario, eran un poco más radicales y hablaban del nivel de dependencia que teníamos hacia ciertas personas (hablando de ello como algo en cierto modo negativo). La palabra clave no tardo en salir…

El apego es un concepto que debemos a la etimología se define como una vinculación afectiva intensa, duradera, de carácter singular, que se desarrolla y consolida entre dos personas por medio de una interacción recíproca, y cuyo objetivo mas inmediato es la búsqueda y mantenimiento de proximidad en momentos de amenaza ya que esto proporciona seguridad, consuelo y protección.  Esta definición se verá matizada a lo largo de esta reflexión, puesto que estos días nos han hecho cambiar distintos modelos mentales que fuimos desarrollando en nuestra cabeza.

Al día siguiente de realizar esa pequeña encuesta, tuvimos  el placer de conocer al que denominan el padre del apego John Bowlby. Ese que en cierto modo nos va a proporcionar seguridad al darnos materia que estudiar. Para John el apego  es el vinculo afectivo especial que el niño establece con una o varias personas del sistema familiar y que le impulsa a buscar la proximidad y el contacto (físico) con ellas o a fin de conseguir una sensación de seguridad y bien estar físico y psicológico.
Es inevitables que en la clase surjan preguntas como; ¿Si estas muy pendiente de un niño en sus primeras etapas del desarrollo puede desarrollar dependencia a ti? (Aquí surge el apego seguro).
Este día es cuando empezamos a desmontar la definición de apego que pusimos en un principio; ¿El apego tiene que ser recíproco? No, porque el apego puede ser ambivalente, a veces si o a veces no. Esto al niño provoca inseguridades porque piensa que a veces vendrán, otras no.

Por último ese día realizamos una especie test que analizaba nuestro modelo de relaciones que teníamos con los demás (Bartholomew, K Horowitz, l.m, 1991). Este test nos clasificó según nuestras respuestas, en distintos tipos de personalidades, facilitando en sesiones anteriores que nos reuniéramos con un grupo de personas que tuvieran una personalidad parecida a la nuestra ¿Sería esto una manera de que nos sintiéramos mas cercanos a las personas con un tipo de personalidad parecida a la nuestra? En esta sesión me pareció bastante curioso como el mismo grupo de personas con las que nos solemos juntar al salir de clase, coincidiéramos según este test en tipos de personalidad. ¿Tendría esto algo que ver? Nuestro pensamiento es que todo en la vida es un equilibrio constante, y quizá estar rodeado de personas que son huidizas como nosotros, no sea la manera ideal de llevar una relación de amistad o amorosa. Quizá cuando yo diga quiéreme, lo ideal sería que la otra persona dijera te quiero, pero los hechos muestran que al menos nos juntamos con lo contrario.


Desde el punto de vista emocional, el apego surge cuando se esta seguro de que la otra persona estará ahí incondicionalmente, lo que facilita que aparezca la empatía y la comunicación emocional.  Esto se puede ver reflejado en los documentos que hicimos en cuanto a nuestra personalidad, o incluso con el cuestionario que hicimos en la primera sesión el cual mostraba nuestras preferencias a la hora de contar con una u otra persona. Es  ahí donde  demuestra la complicidad que tú puedes llegar a tener, lo cual estableces diferentes situaciones de apego. Haciendo estos test es donde conectamos con sesiones anteriores al encontrar en estas relaciones con el feedforward. Viene a querernos decir que mi modelo interno afecta a mis creencias y recuerdo, y sobre todo a mis expectativas. A su vez estas expectativas tienen que ver con la disponibilidad y accesibilidad de las figuras de apego. La accesibilidad en la figura de apego implica estar presente y dar una respuesta. Mientras que la disponibilidad solo implica estar presente. Con la disponibilidad podemos establecer una base segura y nuestro modelo interno y nuestras expectativas en un futuro se verán reforzadas.
 También podemos observar en la sesión de las lecturas una serie de casos de personas que debido a sus experiencias generaron un modelo de apego diferente a los demás.  Las reacciones que tuvieron cada una de ellas, se relacionaba con la ausencia de reciprocidad de su modelo o figura de apego (padre o madre). De esta manera pudimos relacionarlo con la sesión en la que la profesora nos repartía unos bolígrafos sin aparente sentido. Cada uno siente de diferente manera el hecho de que le ofrezcan un bolígrafo o no. O por el contrario simplemente se te de la opción de elegirlo. Cada uno percibirá esa actuación de diferente manera dependiendo de la clase de apego que el tenga en ese momento. ¿Cómo me siento yo al ver que al de al lado le ofrecen un bolígrafo y a mí no? ¿Cómo reacciono si me lo dan y me lo quitan sin previo aviso?


Desde el punto de vista cognitivo, la propia existencia de una relación de apego, conlleva a la construcción de un modelo mental de dicha relación (Al tener una experiencia previa), una imagen de cómo es el propio niño, representaciones sobre la figura de apego y una teoría mental sobre la imagen que la figura de apego tiene sobre el niño. Esta situación se ve claramente en los vídeos de los niños pequeños cuando su relación de apego se va.  Sienten un desprendimiento de su seguridad lo cual les hace reaccionar de diferentes maneras pero con la misma finalidad y el mismo sentimiento. Este vínculo de apego suele aparecer en torno al año y suele darse entre un niño o niña y sus progenitores o cuidadores, existe la posibilidad de que su persona de apego varíe a lo largo de su vida.
Este tipo de relaciones son muy amplias, pero las mas importantes son las de asegurar la supervivencia de la cría, darle seguridad autoestima y la posibilidad de intimar, es decir, tener una comunicación emocional privilegiada. También se ve reflejado en el video de los monos como son capaces de crear una relación de apego con un muñeco de trapo, el cual les da calor y alimento, de esta manera crea un modelo mental de dicha relación, y en situaciones de angustia se refugiaran en el. No obstante se ve reflejado en este vídeo la diferencia que existe entre los monos que no tienen una relación de apego ya que no se les a criado con ello de esta manera en una situación de angustia se refugiaran en ellos mismos. Con este vídeo se nos ocurre una metáfora: Imaginémonos que dos niños están escalando en un rocódromo. Uno de ellos lleva cuerda, y tiene la ayuda de una persona que estará atenta por si este se cae para poder contrarrestar la caída tirando de la cuerda (asegurando). Otro por el contrario no lleva cuerda y además carece de una persona que la guíe. Los dos niños se caen, el primero no cae al vacío, pero la cuerda le salva, y por tanto desarrollara una experiencia positiva ante posibles fallos o caídas. El segundo por el contrario, cae al vacío y desarrollara una experiencia negativa. A la hora de pedirles a ambos que toquen una campana que está situada en lo alto del rocódromo, naturalmente el primero se atreverá a tocarla dado que tiene una cuerda, encontrando en ella una seguridad. Mientras que el segundo probablemente no se atreva a subir hasta arriba del todo, y ni siquiera pueda explorar otras vías de escalada.


Todo esto conlleva a que cualquiera de los modelos que hemos podido ver en las sesiones en clase está íntimamente relacionada con el apego debido a que en todas ellas hay una vinculación afectiva.

Realizado por: Susana Cámara (A1), Sergio (A2) e Iván Carrasco (A1).

martes, 25 de noviembre de 2014

El interesante momento de recordar.



Una vez más se nos ha planteado que recordemos lo que hicimos en las clases anteriores y nos hemos puesto manos a la obra. 

Nosotros hemos empezado por aquella vez que se comenzó a hacer preguntas sobre el Apego y todos comenzamos a hablar del apego que sentían los niños hacia sus padres. 
A continuación hemos recordado cuando nosotros mismos hicimos un test en el que se valoraba nuestro apego, el apego adulto, a través de diversas cuestiones y planteamientos de situaciones. 
 En otra sesión visualizamos diferentes imágenes y sin decirnos ni explicarnos absolutamente nada cada uno escribimos en un papel lo que pensábamos que sucedía a partir de unas pautas dadas por Gloria, eran las siguientes; "¿qué veíamos?" "¿qué creíamos que ocurría?" "¿cómo acabaría?". Hubo diversidad de respuestas e interpretaciones, bastante interesantes.

Y por último nos viene a la mente la sesión en la que se nos repartió un texto y nos dejó diez minutos para leerlo, a continuación nos dio un bolígrafo que lo teníamos que coger de una bolsa (a algunos ésta vez no les dio bolígrafo), nos quitó el texto y nos dio otro texto y otros diez minutos pero esta vez nos quitó el bolígrafo, todos nos quedamos extrañados. Nos quitó el texto y nos dio otro con otros diez minutos para leerlo y os dio otro bolígrafo, esta vez luego nos quito el texto pero no el bolígrafo.
Al acabar esta sesión nos preguntó ¿qué pensábamos sobre lo que había ocurrido? y surgieron multitud de respuestas como: 
1. Nos lo has quitado y dado para que sintamos el apego y que sepamos que el apego no solo es hacia personas, en este caso hacia un bolígrafo.
2. No pretendías nada pero querías que pensáramos que si que pretendías algo para ver nuestras reacciones.
3. A algunos la primera vez  no nos has dado y ya no lo queríamos más.

En nuestro grupo hemos hablado sobre las vinculaciones que creemos que hay, y es que este tema creemos que lo hemos tratado porque lo necesitamos para entender la personalidad del niño, ya que está muy influida por el apego con su familia y hechos del pasado.
No debemos quedarnos en la actitud de los niños sino en el "por qué" de lo que hacen, de dónde viene esa conducta. 



Autores: Mónica Gutiérrez Gamboa (A2), Raúl Sanz López (A2), Yolanda Cortés Ajenjo (A1), Irene Guerra Honduvilla (A2)

lunes, 24 de noviembre de 2014

¿MAMITIS AGUDA?


En algún período de nuestras vidas, todos hemos sentido esa imperiosa necesidad de tener a nuestra madre siempre cerca y depender de ella para todo; tan cerca que nos resulta prácticamente imposible la idea de tomar decisiones, evaluar situaciones personales o enfrentarnos a la realidad sin su “consentimiento” o sin sus valiosos consejos. 

¿Por qué desarrollamos esa dependencia emocional hacia nuestra madre u otras personas? ¿Por qué, a veces, nos cuesta confiar y relacionarnos con algunas personas? ¿Por qué, ante la misma experiencia, ciertas personas tiran hacia delante saliendo fortalecidas y otras no? Estas y otras muchas cuestiones son las que nos planteamos cuando empezamos el módulo II de la asignatura.

Todo comenzó con unas preguntas previas en las que casi todos coincidimos en la respuesta: ¿Con quién irías al médico? ¿Con quién compartirías un crucero? ¿A quién llamarías tras una discusión? ¿A quién le contarías algo muy bueno que te ha sucedido? La madre era la protagonista principal de todas estas situaciones, seguida de la pareja y los amigos. Esto dependía de muchos factores como la confianza, la disponibilidad, la ligazón o la relación que tuviésemos con esa persona.

A partir de aquí es cuando entra en juego el concepto del que parte este módulo: el Apego (Attachment), entendido como la vinculación afectiva intensa que el niño desarrolla con una o varias personas de su sistema familiar.  Este apego puede desarrollarse en cada persona de diferente manera, según el modelo interno de funcionamiento que tenga del mismo; aquí influyen las creencias, los recuerdos, las expectativas (feedforward), los objetivos, etc.

Todo esto lo pudimos observar con los vídeos de Harry Harlow, en los que se  experimentaba con unos monitos, que sentían mayor atracción hacia una "mamá" de felpa que le daba calor y seguridad, que hacia otra mamá que les proporcionaba alimento, pero tenía una apariencia más fría.

Cuando a estos monitos se les ponía en una situación de terror, todos los que habían tenido relación con la mamá de felpa, experimentaban apego, sintiéndose seguros y a salvo junto a ella. Los otros monos, sin embargo, no habían tenido ninguna "mamá" con la que establecer esta relación, y ante la misma situación de terror, su única reacción era esconderse y temblar. De aquí sacamos la importancia que supone el tener a alguien que nos apoye en situaciones difíciles, o tener alguien en quien confiar.

A partir de ver lo importante que es el apego para cualquier ser vivo, comenzamos analizando este concepto más profundamente. Primero vimos las diferentes etapas por las que pasa el apego, que son: preapego,  formación, definido y múltiple. Una vez que vimos estas diferentes etapas, pasamos a conocer los diferentes tipos de apego: seguro e inseguro

Los dos tipos de apego pudimos entenderlos con mayor claridad cuando vimos un vídeo de unos bebés en los que se manifestaba el comportamiento típico de cada apego. El apego seguro era aquel bebé que estaba jugando con su madre, la madre desaparecía un momento saliendo de la habitación  y éste comenzaba a llorar. Cuando la madre volvía a entrar, éste se calmaba y seguía su juego. El otro tipo de apego,  el inseguro, se desarrolló de la misma forma que la situación del apego seguro. Sin embargo, en este caso, al entrar la madre en la habitación para calmarle, el niño seguía llorando con síntomas de enfado e ira. Esto quiere decir que en el proceso de formación del apego, la figura de apego ha sido insegura en algunas ocasiones y el niño no siente esa seguridad.

Una vez vistos los diferentes tipos de apego, completamos un test que nos indicaba qué tipo de apego (seguro, inseguro, ambivalente…) hemos desarrollado cada uno de nosotros. En clase nos reunimos por los diferentes tipos de apego y charlamos sobre ello.

Tras estas sesiones, Gloria mostró unas imágenes que tuvimos que interpretar. Nosotros aportábamos opiniones y, en ocasiones, Gloria hacía preguntas para indagar y crear otros puntos de vista y de debate. La mayoría veíamos situaciones relacionadas con el apego, el desarrollo, el feedback, el feedforward, los sentimientos, las intenciones del fotógrafo y de los personajes. Incluso realizamos hipótesis sobre qué podía haber pasado antes de la escena fotografiada, qué estaba pasando, y qué pasaría después.

La última sesión es la que, probablemente, nos haya parecido más interesante y nutritiva; ya que realizamos una lectura de tres textos con diferentes temáticas e historias (“No estar en pareja”, “Donde el corazón te lleve”, “Los trastornos del apego”), sobre las que tuvimos que recapacitar, conectar y relacionar lo que estábamos leyendo con lo que habíamos aprendido hasta el momento.

Como siempre, la esencia de las clases de psicología es hacer hipótesis y  conexiones. Cuando las pusimos en común, conocimos las diferentes conexiones que hace cada uno, la subjetividad, y cómo cambian las visiones de una persona a otra según sus experiencias y su forma de asimilar los conocimientos obtenidos a lo largo de la sesión.

Unas se acercaban más a la intención que tenía Gloria, otras se alejaban más; pero todas fueron interesantes y válidas. Además, notamos cómo cuando alguien hacía una aportación, los demás también reflexionábamos sobre la misma, enlazándola con otras ideas y formando nuevas hipótesis.

Por último, lo más curioso fue la entrega de unos bolis de una forma aleatoria, algo que cada uno interpretó de un modo diferente. No solo el hecho de entregarlos, si no el modo en el que Gloria lo hacía. La gran mayoría relacionamos esto con el apego, que no solo se puede tener con una persona si no con un objeto.


Una vez más, estas sesiones de psicología nos han hecho aprender, asimilar conocimientos y aplicarlos a la vida real.

¡Gracias!

Marta Campillo (A1)
Beatriz Ferrer (A1)
Marina López (A2)
Alejandro García (A2)

VIAJE A TRAVÉS DEL APEGO.

A la hora de hablar del apego (conjunto de vinculaciones afectivas), nosotras intentamos relacionar todo lo que habíamos dado hasta el momento. Como hemos visto, el apego puede ser seguro o inseguro; y a su vez este último tiene varios tipos dependiendo de si hablamos de un niño (evitativo, rebelde, desorganizado) o de un adulto (huidizo evitativo que se aleja o temeroso y ambivalente o preocupado).
Intentamos clasificar todos los ejemplos que habíamos visto en clase en alguno de ellos. El ejemplo de los monos que se abrazaban a su mantita, que para ellos era como su madre, lo vimos como un claro ejemplo de apego seguro, ya que ahí se sentían protegidos. También incluimos en este grupo el ejemplo de los patos que siguen a la primera persona que ven, y el ejemplo del texto que leímos de la niña con su perro Argo ( pero solo la relación que mantenía con este). Y por último, la relación del texto del hombre que tenía miedo al compromiso con su psicóloga, porque con ella perdía el miedo y terminó expresando libremente lo que sentía.
Por otro lado, en el apego inseguro clasificamos la relación de la niña de Argo con sus padres, ya que el que la engañaran diciéndole que su perro se había marchado porque ella le trataba mal hizo que cuando descubrió la verdad perdiera confianza en sus padres. El texto del hombre que era incapaz de tener pareja lo clasificamos de inseguro en cuanto a lo que a una relación de pareja se refiere; porque como hemos dicho antes, la relación de él con su psicóloga es de apego seguro. También incluimos el resto de textos que leímos sobre los niños (el niño que mostraba con marionetas lo que le ocurría, el niño que lloraba porque se iba su madre y cuando volvía no se calmaba y el texto del niño de padres con problemas, en este caso retraso mental).
En nuestro esquema, también pusimos algunos conceptos que creemos que tienen mucho que ver con el apego. La experiencia, lo que has vivido en el pasado influye mucho en tus acciones futuras; el entorno, dependiendo de con quién te relaciones y la relación que mantengas con ellos puedes tener un tipo de apego u otro; y finalmente la autoestima, que también hace que pertenezcas a un tipo de apego.
Por último, incluimos la experiencia al realizar los test de apego y cuando la profesora nos dio un bolígrafo y luego nos lo quitó para ver quién la segunda vez lo cogía y quién no y cómo actuábamos con él. Ambas las pusimos en el medio y con interrogaciones porque pueden pertenecer a cualquiera de los dos grupos, dependiendo de la persona.

Patricia Fernández A1
Alejandra del Campo A1
Marina Campillos A1
Sandra Parrilla A2

Apego como vinculo afectivo






Nuestro grupo a la hora de hablar sobre el tema del apego quisimos recordar el primer día de clase relacionado con este tema  y de cómo para nosotros de aquel primer día ha marcado todas las demás sesiones. El primer día nos plantearon preguntas que en otro momento no nos habíamos planteado.
A partir de las cuales nos dimos cuenta de que factores influían en nosotros para responder a esas preguntas. Que estaban relacionadas con vínculos afectivos y sobre todo en que nos basábamos en la confianza con esa persona. De esta forma nos dimos cuenta que los vínculos que tenemos con los demás actualmente están influidos por las relaciones que hemos tenido desde pequeños, el trato que nos han podido dar, etc...
A continuación de estas preguntas se empezó a relacionarlas con el término apego. Nuestro grupo a comentar la situación de nuestro primer día en clase sobre este concepto, no sabíamos al principio como definirlo , ni la relación que existía con la actividad de las preguntas. Pero cuando la profesora empezó a definir la palabra apego, como las relaciones que se establece desde pequeño que intervendrán en la salud y en la futura relaciones con los demás.

Nuestro grupo se puso en cuestión una pregunta que era si el apego es inmutables conclusión viendo lo aprendido se puede decir que en el de los niños se busca un contacto físico en cual les genera seguridad, mas apego o seguridad de su figura de apego, sin embargo para un adulto no supone contacto físico si no que lo relacionamos con la conexión, la intimidad, la confianza o simplemente tener un apoyo aunque sea a distancia. En nuestro grupo tenemos el ejemplo evidente de Clara, vive en España y a pesar de esto se siente apoyada por sus familiares y amigos de China


Sergio Fuentes Rodríguez

Clara

Pilar Loeches Torres

Jesus Rodrigo Mencía


REFLEXIÓN SOBRE EL APEGO.

 
 
Tuvimos que volver a realizar una reflexión sobre el contenido dado en clase, esta vez sobre EL APEGO. Parece que este tema nos llegó un poco más a todos. Nos llamó más la atención y fue más “fácil” de reflexionar.  Optamos por realizar un pequeño mapa conceptual con lo que se nos ocurría con lo dado en clase.
Lo primero que nos preguntamos fue, ¿qué es el apego?. Logicamente para hacer una reflexión sobre el tema, tuvimos que hablar de lo qué habíamos entendido por apego. Llegamos a la conclusió de que el apego son todos los vínculos afectivos y emocionales un poco más especiales. Supimos ver como el apego se encuentra vínculado a influencias, como por ejemplo la autoestima.
Hablamos de los tipos de apego que habíamos visto y pudimos ejemplificar con los vídeos vistos en clase, ¿os acordais del mono que tenía apego a esa figura de paño?
Ya que este tema nos había gustado, buscamos sinónimos de lo que podía significar el apego para nosotros. Salieron palabras clave para nosotros como por ejemplo: dependencia, personalización, objetivación y exploración.
Cada uno mostró a qué o a quién tenía apego, peluches, familiares, amigos, parejas…
Después estuvimos reflexionando con Gloria para terminar la clase, el adquirir los conocimientos del apego y sus tipos, ¿va a modificar nuestros apegos actuales? ¿ahora o en un futuro? ¿Vosotros que pensáis?
                           
 
 
Realizado por:
Pedro Gutiérrez - A2
Cristina Aguirre - A1
Mónica Domenech - A1
Cristina Díaz Calvo - A1

El apego de un niño

El apego es lo que nosotros entendemos como el resultado que obtenemos de un niño cuando le damos cariño y protección. En esta entrada quiero explicar lo que es para mi el apego de un niño desde mi día a día como monitor de natación,ya que no se me ocurre otra forma de explicarlo. Pues bien, ( con niños entre 3 y 7 años) me he dado cuenta que no solo depende de tu forma de ser con ellos sino la edad creo que es un factor clave en cuanto al apego. Digo esto porque por ejemplo cuando saludo a un niño de 3 o 4 años (siendo o no, yo su monitor) le hago una gracia, le gasto una broma o le hago cosquillas y ellos me devuelven lo que yo les he hecho, como si me conociesen de toda la vida. Por el contrario, si le hago una broma, gracia o cosquillas, un saludo "guay"  a un niño de unos 6-7 si no soy su monitor, muchos me lanzan una mirada desafiante o de esas que matan.
También me cruzo con ellos (con los mas peques) por la calle, al salir de piscina, y van con sus padres y les dicen que yo soy su monitor de natación, de tal manera que parece que soy un héroe para ellos o si su padre esta a 20 metros hablando con otra persona, pues el niño va corriendo a él, le interrumpe la conversación y le grita: !!! Papá, papá, ese es mi profe de natación!!! y el padre se limita a lanzarme un saludo ( lo más lógico). Otro momento que me llama mucho la atención es que si algo les falta (toalla, chanclas, gorro, gafas..)  no llegan a coger la mochila de las perchas o necesitan ir al baño urgentemente, solo vienen a pedirme ayuda, los que son mis alumnos, ¿apego de mis alumnos hacia a mí? ¿porqué no me piden ayuda los demás niños?
Todo esto creo que viene dado por la forma de ser con los niños, pues en todo trabajo que este dirigido única y exclusivamente a niños, creo que es tan importante el apego hacia ellos, como adquirir las destrezas que te propones de que obtengan a final de curso.
Por lo tanto creo que lo que somos nosotros con los niños, esta muy relacionado con lo que esos niños serán en un futuro, aunque si el apego es negativo por parte de padres o educadores, el niño puede tener esos valores negativos y transmitirlos a la sociedad o por el contrario, darse cuenta de que esos valores recibidos hacia él no son buenos y acabar con ellos, hacer otros valores que sean positivos en su apego.
Me he acordado una de una imagen que al mirar la fecha en la que la tomé tiene mas de  dos años, que ni mucho menos me acordaba de ella, pero al escribir esta entrada me ha venido sola a la cabeza. Creo que puede describir lo que es el apego del niño
Mario Garcia A2